cerrar
Contacto PQRS
Acreditaciones y premios Unisimón
Alianza Unisimón - El Heraldo
Aquí en la U
Aula Extendida
Autoevaluación
Biblioteca
Bienestar Universitario
Centro de Documentos
Certificados Laborales
Comité Ambiental Institucional
Correo Estudiantes
Correo Funcionarios
Departamento de Ciencias Básicas
Departamento de Ciencias Sociales
Departamento de Pedagogía
Egresados
Encuesta Bienestar Docentes
Encuesta Bienestar Estudiantes
Encuesta Bienestar Funcionarios
Excelencia Académica - PIEA
Historia Gráfica
Instituto de Lenguas Extranjeras - ILE
Internacionalización y Cooperación - DICO
ISOTools
Planeación
Portal de Empleo
Preguntas Frecuentes
Pruebas Saber Pro
Rendición de cuentas
Responsabilidad Social Universitaria
Simposio en Educación y Movilidad Social
Talento Humano
Teatro José Consuegra Higgins

Noticias Unisimón

Conciencia ambiental: un desafío para la academia

Octubre 07, 2019

Compartir redes-25 redes-27
Conciencia ambiental: un desafío para la academia

Inés Osorio Villegas, Ligia Muñoz de Rueda y Emma Doris López Rodríguez.

Por: Emma Doris López Rodríguez, investigadora de Unisimón; Ligia Muñoz de Rueda, directora del programa de Trabajo Social,
e Inés Osorio Villegas, coordinadora del Programa Escuelas Saludables.

Entendiendo el medioambiente como todo lo que rodea a los seres vivos y a su vez condiciona las circunstancias de vida de toda una sociedad, el cuidado de este es de suma importancia ya que de él depende la calidad de vida de los seres vivos, la conservación de los recursos naturales y el desarrollo social de un país. 

A causa de los diferentes problemas ambientales a los que el planeta día a día se ve enfrentado, se requiere de soluciones y estrategias que ayuden a mitigar cada uno de éstos, como primera medida de recuperación de un entorno sano, y para ello se requiere del compromiso de las personas y entidades que conforman esta sociedad desde las unidades gubernamentales, la academia, la familia, y cada uno de sus habitantes en su acción diaria. 

Cada día más, estamos siendo bombardeados por señales de advertencia desde la Naturaleza, que indican que nuestro planeta está cambiando rápidamente. Como ciudadanos y profesionales intuimos en ello un gran desafío, pero esto no es suficiente y continúa la amenaza, a pesar de nuestros mejores esfuerzos para detenerla. Es indiscutible que la Naturaleza es más sabia que los pensamientos propios del hombre que la consume y destruye, ella nos ha enseñado lecciones muy importantes y significativas que ni la Academia nos hubieran enseñado. 

La naturaleza actúa sin preguntarle al hombre, sin embargo, se sigue relacionando con él de manera interdependiente, incidiendo en todos los campos de la relación del hombre con ella misma; es así que, como ciudadanos debemos propugnar por un ambiente sano para nosotros, para nuestros hijos, para nuestros semejantes, y actuar de manera responsable en la defensa de los recursos naturales, no desconociendo que con ellos Convivimos y los Consumimos.

Esa relación naturaleza – ciudadano no puede pender de un postulado obligado sin que medie la voluntad de cada individuo en la defensa del ecosistema que nos da todo a pesar del trato que le damos. Es una situación que se inculca en cada hogar, en cada rincón de la familia encaminada a cimentar postulados de conciencia que permitan reconciliar al hombre con la naturaleza. Es un compromiso ético, si se parte del principio de responsabilidad que se tiene para con la especie y por ende con la sociedad.

La academia debe, como su esencia lo indica, desempeñar un papel formativo que termine de afinar los valores que desde el hogar se han inculcado. La academia no puede estar a espaldas de lo que está sucediendo fuera del aula de clase. La academia en este sentido y atendiendo a todos los fenómenos que se están presentando con el planeta tierra está llamada a dar respuesta no solo a lo contemplado en los planes de desarrollo propuestos en cada gobierno, sino ir más allá y pensar en propuestas e iniciativas innovadoras, en metodologías de enseñanza para propiciar un aprendizaje significativo y relevante a través de currículos que incluyan la perspectiva ambiental.

El programa de Trabajo Social de la Universidad Simón Bolívar asume en su estructura curricular el llamado mundial encarnado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y plantea de manera expresa una estrategia pedagógica que pretende generar en sus estudiantes conciencia ambiental, de manera que se reconozcan como actores directos de ese compromiso frente a la recuperación de un entorno saludable.

Es así como en forma sistemática, desde hace ya más de una década, en su plan de estudio lo ambiental no sólo es un asunto transversal, sino que mediante el desarrollo de dos cursos orientados por las profesoras Emma Doris López Rodríguez, ‘Salud y Medioambiente’, e Inés Osorio Villegas, en el curso ‘Proyecto Social’, se propugna por el desarrollo de competencias profesionales que desde la disciplina implican como fundamento de la intervención social que el destino planetario del género humano no fuera otra realidad fundamental ignorada por la educación (Morín, 2000). Se comparte con este gran pensador de la condición humana, desde las acciones lideradas por el programa en comunidades y espacios de formación ciudadana, el conocimiento de los desarrollos de la era planetaria y el reconocimiento de la identidad terrenal cada vez más indispensable para cada uno y para todos, como uno de los mayores objetos de la educación.

A partir de estas premisas y del propósito compartido con Unisimón, que en su Plan Estratégico de Desarrollo (PED) 2018-2022 privilegia el compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) declarados por la ONU, el programa de Trabajo Social participa activamente en el Comité Ambiental de la universidad, mediante diferentes experiencias situadas en el contexto universitario y áreas de influencia, tales como instituciones educativas que adquieren soporte conceptual en el aula, donde las estudiantes y los profesores interactúan alrededor de la importancia de motivar a la comunidad en procesos de construcción de cultura ambiental y nuevas prácticas sociales, que posibiliten el cumplimiento de los ODS y el bienestar integral.

Política de privacidad de datos personales ir-26

Sede Barranquilla

SEDE PRINCIPAL

Carrera 59 No. 59-65
PBX +57 (5) 344 4333.
Fax : +57 (5) 3682892

SEDE POSGRADOS

Carrera 54 No. 64-222
PBX +57 (5) 344 3116.
Fax : +57 (5) 3493040

Programas Extendidos en Cúcuta

Av 3 No. 13-34 La Playa
P.B.X: +57 (7) 582 7070

Barranquilla

SEDE PRINCIPAL

Carrera 59 No. 59-65
PBX +57 (5) 344 4333.
Fax : +57 (5) 3682892

Programas Extendidos
en Cúcuta

Av 3 No. 13-34 La Playa
P.B.X: +57 (7) 582 7070
unisimon logo
Universidad Simón Bolívar. Todos los derechos reservados©|Dirección Tecnología de Información