cerrar
Contacto PQRS
Centro de Documentos
Pedagogía
Aula Extendida
Instituto de Lenguas Extranjeras
Bienestar Universitario
Biblioteca
Dpto. Ciencias Sociales
Dpto. Ciencias Básicas
Planeación
Autoevaluación
Dirección de Internacionalización y Cooperación
Talento Humano
Teatro José Consuegra Higgins
Preguntas Frecuentes
Historia Gráfica
Correo Estudiantes
Correo Funcionarios
ISOTools
Certificados Laborales
Portal de Empleo
Rendición de cuentas
Simposio en Educación y Movilidad Social
Encuesta Bienestar Funcionarios
Encuesta Bienestar Estudiantes
Egresados
Encuesta Bienestar Docentes
Alianza El Heraldo
PIEA

Noticias Unisimón

Los altos y bajos previstos para la economía en 2019

Febrero 05, 2019

Compartir redes-25 redes-27
Los altos y bajos previstos para la economía en 2019

Investigadores hablan de tropiezos de la economía en 2018, pero plantean que no se puede ser negativo frente a cómo se desarrollará este año.

América Latina tendrá niveles de crecimiento lentos, según análisis de grupo de investigación de Unisimón. 

:::::

Este 2019 será un año difícil para la economía colombiana, pero también para Latinoamérica, ya que la región en su conjunto seguirá perdiendo su participación en la producción global y se quedará rezagada en el crecimiento previsto a nivel mundial.

Ya al final de 2018, la economía colombiana presentó una tendencia positiva que se reflejó en el crecimiento del 2,8 del Producto Interno Bruto (PIB), con un dólar por encima de los 3.150 pesos, una tasa de interés de 4,25%, una inflación del 3,18 % y 4,0%, una política tributaria y presupuestaria fundamentada en una reforma tributaria disfrazada de Ley de financiamiento centrada variables como la reformulación de los gastos del estado, cambios del sistema tributario, lucha contra la evasión en los impuestos de renta y el IVA y la reforma de la DIAN en los aspectos de modernización tecnológica, y  la vinculación de 17.0000 nuevos funcionarios para el relevo generacional para la dinamización de la gestión de cobro y fiscalización de los impuestos.

De acuerdo con este análisis que hace el grupo de investigación Democracia y Modernización del Estado, de la Universidad Simón Bolívar, es preciso tener en cuenta las volatilidades de los mercados financieros internacionales. 

El economista Florentino Rico Calvano, líder del grupo, expone que Colombia se sigue caracterizando por tener una política fiscal cortoplacista que no permite medir el impacto de las reformas tributarias en variable básicas como la promoción del desarrollo económico y social, la estabilización económica, la asignación eficiente de los recursos, la redistribución del ingresos, la disminución de la pobreza y el afianzamiento de la responsabilidad de la clase media en la financiación del estado con una carga tributaria excesiva. 

El 2018 terminó con un panorama económico y social de incertidumbre y desconfianza de una sociedad que tenía grandes esperanzas en el cambio de gobierno y se tropezó con ministro de Hacienda al que le faltó tacto y sentido político para manejar un problema fiscal heredado del gobierno Santos, con un presupuesto sin financiación y deficitario.

Sin embargo, los investigadores han considerado que no se puede dejar de ser optimista frente al futuro, pero ello depende mucho de las decisiones de gobierno. Se puede pensar en una estructura de crecimiento equilibrada para este año, donde todos los sectores y sus actividades económicas aporten al crecimiento del PIB por encima del 3,5 %, con impacto en el incremento de la productividad y ampliación del mercado laboral; al crecer los sectores claves de la economía habrá mayor demanda de mano de obra y más capacidad de compra, se incrementarán el consumo y las ventas, también subirán las ganancias y excedentes de las unidades económicas y, lógicamente, el gobierno recibe ingresos por impuestos. Al crecer las utilidades y excedentes, aumenta el patrimonio de las empresas, y esto se refleja en el incremento de los activos de las empresas, dándose el crecimiento empresarial. “Así de fácil puede verse la situación; por eso, la importancia de apoyar a las empresas en la política tributaria para que estén incentivada a producir y aumentar su capacidad instalada”, dice Rico Calvano.

A nivel nacional, el Gobierno debe atender compromisos para enfrentar parcialmente el déficit fiscal acumulado resultado de los problemas estructurales de las finanzas públicas, pues en los últimos 20 años los ingresos públicos presupuestados y reales han estado por debajo del gasto público. 

Frente a la política tributaria es preciso disminuir riesgos comerciales desde la perspectiva de las políticas fijadas por el gobierno de Estados Unidos, en cuanto a los aranceles a las importaciones de la China, el posible ‘recalentamiento’ de la economía americana producto de la serie de medidas de políticas económica de estímulos podrían provocar efectos en la inflación en los países de América latina.

Según el análisis, este año se aprecian varias tendencias como la volatilidad y la incertidumbre en la tasa de cambio que se mantendrá y el proceso de ajustes en los gastos en la administración pública con la meta de cumplir las metas de déficit fiscal, lo que podría usarse como instrumento para negar muchos proyectos y recursos para la regiones y darle paso a más obras por valorización. 

Proyecciones económicas
-La inflación de 2019 podría ubicarse entre el 3 % y el 4%, sin tener en cuenta los efectos que podría producir el fenómeno climatológico de El Niño.

-En cuanto a la tasa de interés, se prevé que un valor fluctuante de entre 4,25% y el 4,75%; sin perder de vista las decisiones que se adopten en otras economías del mundo y, en especial, en los Estados Unidos. Así las cosas es probable que la economía colombiana marche de manera dinámica y sostenible.

-El precio del café será la preocupación de 2019 pues se espera que oscile entre 1,30 y 1,50 la libra, con el riesgo del fenómeno de El Niño.  

-El barril de petróleo contribuiría a la solución del déficit. Se espera que logre oscilar entre 60,0 y 75,0, pero todo depende de las rondas de conversaciones entre los Estados Unidos y los otros países productores en gran escala.  

-Alerta para el sector de la construcción, que mueve cualquier economía y genera alto valor agregado y empleo, dado que en la coyuntura su situación es compleja, se vislumbra poco crecimiento. 

-Como se trata del último año de las administraciones territoriales actuales será un tiempo de grandes inversiones. En Colombia, el 55% de la inversión pública directa e indirecta es desarrollada en los municipios; esta coyuntura suele imprimir dinamismo por el incremento de la contratación pública.

-El comportamiento del PIB en los últimos años ha mantenido un crecimiento promedio del 2,8. En el escenario optimista lo previsto es que sitúe entre un 2,5% y 3,0%, mas en el pesimista estaría entre 2,0 y 2,6 %. Lo más probable es que sea muy similar al del año pasado y que este 2019 sea de recuperación y consolidación. 

Los países que han tenido más éxito en gestionar las crisis globales han sido los que han mantenido estabilidad económica, poniendo en jaque los déficits fiscales, los niveles de deuda y de la inflación.

Impacto de la crisis de Venezuela 
Frente al panorama nacional en el 2019, Colombia debe enfrentar los efectos económicos y sociales de la crisis de la economía venezolana por los resultados económicos que se presentan por la baja de las importaciones de Venezuela que vienen en picada en un 85,6 % en los últimos cinco años, (US $ 2.500 a US $ 360 millones de dólares, cuando este país era la despensa de la economía de Venezuela.  

También los efectos migratorios dado el giro del esquema de movilización de personas: años atrás más de 1,5 millones de colombianos se fueron a Venezuela, cuando hoy casi esa misma cifra viene del vecino país hasta acá por la crisis política y económica. Esta situación presiona el mercado laboral en todas sus dimensiones e impacta todo el tejido social, teniendo en cuenta que Colombia tiene en promedio unos 2,4 millones de personas buscando empleo, se da una presión en los servicios de salud, educación, seguridad, etc. Hoy, el presupuesto de Colombia de 259 billones de pesos debe, necesariamente compartirse con los venezolanos que han venido para sobrevivir.

Si Nicolás Maduro permanece en el poder en Venezuela, la proyección de crecimiento para Colombia disminuiría en un 5% y un 8%, se conseguiría un aumento del PIB en 2019 solo del 3,1% o 3,4%, y también habría una fuerte contracción en la producción económica y la producción de petróleo en Venezuela que reduce el crecimiento en el resto de América del Sur, pero con efectos secundarios negativos más evidentes en Colombia.

Política de privacidad de datos personales ir-26

Sede Barranquilla

SEDE PRINCIPAL

Carrera 59 No. 59-65
PBX +57 (5) 344 4333.
Fax : +57 (5) 3682892

SEDE POSGRADOS

Carrera 54 No. 64-222
PBX +57 (5) 344 3116.
Fax : +57 (5) 3493040

Programas Extendidos en Cúcuta

Av 3 No. 13-34 La Playa
P.B.X: +57 (7) 582 7070

Barranquilla

SEDE PRINCIPAL

Carrera 59 No. 59-65
PBX +57 (5) 344 4333.
Fax : +57 (5) 3682892

Programas Extendidos
en Cúcuta

Av 3 No. 13-34 La Playa
P.B.X: +57 (7) 582 7070
unisimon logo
Universidad Simón Bolívar. Todos los derechos reservados©|Dirección Tecnología de Información