cerrar
Contacto PQRS
Centro de Documentos
Pedagogía
Aula Extendida
Instituto de Lenguas Extranjeras
Bienestar Universitario
Biblioteca
Dpto. Ciencias Sociales
Dpto. Ciencias Básicas
Planeación
Autoevaluación
Dirección de Internacionalización y Cooperación
Talento Humano
Teatro José Consuegra Higgins
Preguntas Frecuentes
Historia Gráfica
Correo Estudiantes
Correo Funcionarios
ISOTools
Certificados Laborales
Egresados
Rendición de cuentas
Simposio en Educación y Movilidad Social
Encuesta Bienestar Funcionarios
Encuesta Bienestar Estudiantes
Egresados
Encuesta Bienestar Docentes
Alianza El Heraldo
PIEA

Noticias Unisimón

Una propuesta sobre el agro para la próxima administración del país

Julio 27, 2018

Compartir redes-25 redes-27
Una propuesta sobre el agro para la próxima administración del país

Por: Hernán Saumet España*

Cuando ya bajan las emociones de la discusión y la necesidad de conseguir la aceptación de un programa, vale la pena estudiarlo tal como fue presentado a la mayoría de los electores, pues con este se captó su atención y se generó opinión entre los ciudadanos.

La primera observación que se debe hacer de manera desapasionada es sobre la viabilidad de ese programa: ¿lo propuesto es realizable?; luego vale la pena preguntarse cuáles serían los efectos que tendría su ejecución, y finalmente, si existe suficiente interés para su realización después de las elecciones. Aquí se tienen en cuenta los costos, las disponibilidades y las condiciones de gobernabilidad del proponente al asumir el cargo de presidente.

Partiendo de esas premisas, resulta un ejercicio interesante mirar cada parte del programa de acuerdo con los estudios realizados y los aportes de la academia al tema, en este caso lo referente a la propuesta sobre el agro.

Modernizar el Ministerio de Agricultura es una necesidad, pero esta debe resultar de un programa conjunto con los ministerios de Comercio, Industria y Turismo; Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, y del Medio Ambiente, por lo menos, ya que sus actividades están conectadas. De esta manera es posible trabajar en los encadenamientos productivos, aprovechar las exportaciones y las nuevas aplicaciones de grandes bases de datos (big data).

De otra parte, despolitizar es una actividad que presenta ciertas dificultades debido a que su actuación responde a los intereses de electores y de los grupos de presión que esperan respuestas favorables a sus intereses. De igual manera, la creación de un ministerio como el de Agricultura y del Medio Ambiente requiere, y es deseable que exista, un liderazgo claro del conocimiento y de investigadores colombianos, especialmente para la agricultura climáticamente sostenible.

Infraestructura
La provisión de bienes públicos está relacionada con la infraestructura indispensable para regadíos y manejo inteligente del agua, evitando inundaciones y garantizando el suministro en lugares de cultivos y poblaciones. Una forma disminuir la marginalidad del campo es la infraestructura digital, que llevaría a potenciar el agro con aplicaciones que ya se están utilizando en los países más desarrollados y que colocan la agricultura como un producto competitivo de las regiones.

Agro, género y bienes culturales
Si se traza una línea, se puede afirmar que la participación de la mujer en el campo es objeto de muchas campañas políticas. Su vinculación a la cría y a los cultivos es reconocida especialmente en los grupos étnicos y los campesinos, en los que la mujer desempeña un papel fundamental en la economía.

En este sentido, una mayor participación en la vida económica es una manera de fortalecer el desarrollo de pobladores rurales. Pensar en las industrias culturales, en los productos tradicionales y en la elaboración de alimentos que crean espacios de recreación y fomentan el turismo rural podría ser un efecto de esta propuesta. Para superar la simple práctica discursiva, resulta necesario conocer e impulsar elementos de las tradiciones locales que todavía subsisten.

Formalización
La Sociedad de Agricultores de Colombia propone formalizar el trabajo en el campo, dotar al trabajador asalariado de la seguridad social que tienen los trabajadores de las empresas industriales y de servicio en las ciudades. Se trata de introducir inversiones que fortalezcan la producción de alimentos de calidad a precios bajos.

Las grandes bases de datos que existen sobre los mercados, los productos y los procesos sería la herramienta indicada, falta pensar en las inversiones que requiere el uso de estas tecnologías, la infraestructura digital, la capacitación de los usuarios y la dotación de equipos para su implementación, además establecer cuánto tiempo se necesita para ver sus efectos de manera real.

Impuestos
Los incentivos tributarios hasta ahora funcionan para las grandes inversiones, pero no tienen mucha incidencia en el mediano y pequeño propietario, el cual no solo resulta evadiendo sus obligaciones, sino que se le transforman en gastos adicionales y en el pago de servicios a terceros por la dificultad que tiene el Estado colombiano para simplificar sus procesos y mejorar la atención a los usuarios. 

¿Y la sostenibilidad?
Quizás el tema de mayor discusión y que fue presentado por todas las campañas es la agricultura climáticamente inteligente y sostenible. Para que esta se convierta en realidad hay que conocer las condiciones locales, saber cuáles son los comportamientos históricos de la región, el manejo de sus recursos y la capacidad para integrar los elementos de la naturaleza, tales como el agua, las laderas, los bosques, el clima y a partir de ahí establecer planes de explotación inteligente de estos recursos. Esto podría llevar a los entes territoriales y a los líderes de cada localidad a pensar en enfoques propios que potencien las capacidades y dinamicen sus organizaciones, y a integrar tecnologías tradicionales con los avances de la informática.

Su implementación se viene realizando con cierta lentitud y con poco apoyo del Programa de las Naciones Unidas para Reducir las Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal -REDD-, pero se necesita más conservación y manejo forestal sostenible de las reservas de los bosques.  Esto requiere procesos de planificación con un enfoque basado en la agroforestería, con un gran potencial de expansión por parte de agricultores y en cultivos de gran rendimiento.

Que los jóvenes vuelvan al campo
Cuando se hace referencia al regreso de los jóvenes al campo es interesante recordar los trabajos de Lefevre sobre el paso de lo rural a lo urbano, lo cual implica costumbres y patrones culturales con los cuales los jóvenes del campo no desean identificarse. La ciudad atrae y sus facilidades para desplazarse, para conocer sitios nuevos y para difundir una cultura basada en lo moderno y en lo nuevo, es un atractivo difícil de cambiar. 

Sin embargo, el paisaje y especialmente la relación de comunidad que se vive en un espacio rural, hace que el joven regrese, pero para aportar nuevos conocimientos y recursos a su pueblo. Es un desplazamiento para mantener el contacto con sus raíces, pero sin alejarse de la ciudad, donde obtiene el grueso de sus recursos y le proporciona el contacto con la modernidad. 

En este sentido, ya se ha planteado la posibilidad de vivir en la ciudad y trabajar en el campo, o lo contrario cuando este campo tiene facilidades de transporte dándole una dinámica especial a ambos lugares. 
Este tema podría ser abordado por los ministerios de Educación y de las TIC, que tendrían que desarrollar un trabajo conjunto para lograr que los jóvenes puedan contar con educación de calidad en las zonas alejadas del país y logren tener la conectividad que les permite interactuar con el mundo. 

El nuevo presidente de la SAC reconoce que estos avances en materia de tecnología son necesarios para mejorar la producción agropecuaria y optimizar la conectividad de quienes viven en las zonas rurales. En materia de Educación hay bastante trabajo pendiente por hacer para que los niños y jóvenes en las zonas rurales tengan una formación similar a la impartida en los colegios del área urbana.

Aporte desde las universidades y nuevos mercados
Investigadores vinculados a la Universidad Simón Bolívar han realizado estudios de interés sobre los alimentos saludables y están constituyendo una red con otras seis universidades de América Latina para encontrar nutrientes en especies nativas que se adicionan a los alimentos, mejorando su capacidad nutritiva con el uso de biofertilizantes que pueden mejorar sus condiciones y el grado de aceptación como productos de origen. 

En estos momentos existe y así lo señalan los estudios, una preocupación de las personas por asumir formas de vida saludable, lo que se constituye en un mercado potencial para frutas y verduras cultivadas en el campo. 

El uso de créditos para aumentar la productividad atrae inversionistas extranjeros, lo que puede ser benéfico para aumentar la producción de alimentos. 

El desabastecimiento hace muy difícil la gobernabilidad de un país, y es la forma más visible de la pobreza. Sin embargo, este ingreso de inversiones extranjeras hacia el campo se debe mirar con cuidado. Tal como lo muestran las revistas especializadas en management, las inversiones hacia el campo son cada vez más notables.

 

*Líder del grupo de investigación Innovación y Desarrollo Empresarial de Unisimón.
Investigador Emérito de Colciencias.

Política de privacidad de datos personales ir-26

Sede Barranquilla

SEDE PRINCIPAL

Carrera 59 No. 59-65
PBX +57 (5) 344 4333.
Fax : +57 (5) 3682892

SEDE POSGRADOS

Carrera 54 No. 64-222
PBX +57 (5) 344 3116.
Fax : +57 (5) 3493040

Programas Extendidos en Cúcuta

Av 3 No. 13-34 La Playa
P.B.X: +57 (7) 582 7070

Barranquilla

SEDE PRINCIPAL

Carrera 59 No. 59-65
PBX +57 (5) 344 4333.
Fax : +57 (5) 3682892

Programas Extendidos
en Cúcuta

Av 3 No. 13-34 La Playa
P.B.X: +57 (7) 582 7070
unisimon logo
Universidad Simón Bolivar. Todos los derechos reservados©|Departamento Sistemas de Información|Diseñado por MID Soluciones Web