cerrar
Contacto PQRS
Centro de Documentos
Pedagogía
Aula Extendida
Bienestar Universitario
Biblioteca
Dpto. Ciencias Básicas, Sociales y Humanas
Planeación
Autoevaluación
Internacionalización
Talento Humano
Preguntas Frecuentes
Historia Gráfica
Correo Estudiantes
Correo Funcionarios
Rendición de Cuentas
Egresados
Alianza La Opinión
Test TPI 16 - para estudiantes
Prueba KOLB para estudiantes
Prueba 16PF para profesores
Encuesta Caracterización Diversidad
Programa de Excelencia Académica (PIEA)
Instituto de Lenguas Extranjeras (ILE)
Responsabilidad Social Universitaria

Noticias Unisimón

¿CUÁNTO DARÍA POR COMENZAR UN AMOR?

Septiembre 24, 2019

Compartir redes-25 redes-27
¿CUÁNTO DARÍA POR COMENZAR UN AMOR?

En el enamoramiento se intenta ser recíprocamente encantadores y de ahí nace el querer mostrar siempre las fortalezas de cada uno y ocultar los defectos. / Foto tomada de internet.

El enamoramiento es la primera etapa de una relación en la que prima la atracción física y se empieza a conocer a la pareja.

¿Recurre a los lujos, al derroche, incluso, a la mentira con tal de flechar corazones al mejor estilo de Cupido? Le preguntamos a una investigadora de la Universidad Simón Bolívar qué implicaciones reales tiene enamorarse.

Por lo general se considera que empezar una relación implica gastos en salidas, paseos y fiestas. Pero ¿qué costos reales tiene el enamoramiento? 

Le preguntamos a la directora del programa de Psicología e investigadora de la Universidad Simón Bolívar, Vivian Vanessa Arenas Villamizar, quien ha dedicado años de trabajo a estudiar el amor y a dictar talleres para los recién enamorados, así como para los novios que están comprometidos en el matrimonio y a los casados con años de convivencia. 

Estos talleres de pareja, bajo el título ¿Qué es eso que llamamos amor? los usa para presentar las etapas que tenemos cuando nos enamoramos. “Normalmente las personas ignoran qué es un enamoramiento y qué es amor de verdad, así como qué implicaciones tienen las relaciones de pareja”, señaló.  

Según Arenas Villamizar, no es el dinero, ni es la belleza, ni mucho menos gastar nuestros recursos económicos lo que sostiene una relación sentimental. Otros aspectos como el tiempo, el compromiso, la satisfacción personal y la propia vida deberían ser costos que las parejas afrontan cuando buscan cerrar ese hermoso vínculo llamado amor.

La profesional sostiene que amor y enamoramiento no son lo mismo y que es importante diferenciar qué son costos y qué son gastos en una relación. De ahí surgen preguntas como ¿cuánto cuesta enamorar? o ¿cuánto gastaría por amor?  

El costo de mentir en el amor

Lo primero que advierte la investigadora de la Unisimón es que no es lo mismo el enamoramiento que el amor. El enamoramiento es la primera etapa de una relación en la que prima la atracción física y se empieza a conocer a la pareja. En el enamoramiento se intenta ser recíprocamente encantadores y de ahí nace el querer mostrar siempre las fortalezas de cada uno y ocultar los defectos. Allí se incurre en un primer costo que por lo general pasa desapercibido: mentir para cumplir el objetivo de conquistar. 

Para Arenas Villamizar, el costo del enamoramiento es clave para saber si es mejor desistir o continuar con la relación. Por eso es indispensable establecer las diferencias entre este sentimiento que nace del deseo con el amor de verdad que se mantiene a pesar de los defectos y se aprovechan las fortalezas, de manera que más adelante no nos estemos lamentando de vivir una relación tortuosa. 

Si se divide en sílabas ‘enamoramiento’ nos arroja como resultado: en amor miento. ¡Es mentir a la persona objetivo de la conquista! Solemos sorprendernos al hacer esta división, más aún cuando entendemos que el propósito neurolingüístico es mentir en el amor. Mentir puede resultar en el costo del fracaso de la relación. 

Según la experta, otra de las equivocaciones de los enamorados es asumir que los costos son los que manejamos en efectivo. Pero aquellos que se relacionan con dinero, por ejemplo: salir a comer todos los sábados en restaurantes, mantener un estatus de la pareja, etcétera, son gastos. Los costos pueden afectar directamente a la persona, tales como perder la privacidad, la autonomía o el tiempo asignado a otras actividades. 

El costo de aparentar

Para hacernos una idea de cuánto se puede gastar en el enamoramiento, la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) Capítulo Norte de Santander, encontró que solo para el Día del Amor y la Amistad del año 2018, el 41% de los nortesantandereanos destinó para su pareja unos $50 mil en cada regalo; un 27% entre 50 mil y 100 mil pesos; un 21% entre $100 mil y $200 mil y solo un 11% más de $200 mil. Todo ello sin contar con otros gastos inherentes a la celebración de ese día como transporte, alimentación o entretenimiento. No se tienen cifras de los otros 364 días, pero pueden ser altas.

Es decir, las relaciones de pareja tienen costos y gastos. De allí la importancia que elijamos bien a la pareja potencial. “Es un costo el querer aparentar u ocultar algo que no soy por agradar a la persona a la cual quiero enamorar. Algo normal que siempre se da en esta etapa de enamoramiento”, dice Arenas Villamizar. “Entonces, vemos que el amor es un proceso, es algo complejo que tiene costos y gastos desde muchos ámbitos”.

El gasto en que se incurre  por aparentar ser otro, en términos financieros, exige un derroche, señala la profesional. Implica en muchos casos tener una excelente presentación personal, usar ropa costosa, perfumería, arreglos de belleza, zapatos, bisutería y otros elementos para mejorar la apariencia personal, siendo gastos en los que incurren tanto hombres como mujeres. Sin contar con que, dependiendo del nivel económico, se deben ostentar autos y apartamentos de lujo. Además, se debe tener lo suficiente para asumir gastos en compras de regalos y otros que no solo agraden a la pareja sino a su círculo social. 

A este respecto,  la directora del programa considera que es importante que la gente asuma que existen gastos, pero que los costos tienen un valor más elevado. ¡Vale más perder tiempo que dinero!, por eso es mejor mostrarse como lo que se es. Ser originales.  

Fenalco señaló que en Bogotá los enamorados que procedieron a casarse gastaron en 2017, en promedio, 10 millones de pesos  en  bodas, con un costo mínimo de $1’000.000 y máximo de $45’000.000. “Este valor, sin embargo, no siempre es asumido por los novios sino por sus familias; es decir, las consecuencias financieras no recaen solo en la pareja”, señaló la entidad. 

Mentir en la etapa de enamoramiento sobre el patrimonio económico o estado financiero es un error que más temprano que tarde saldrá a la luz, porque sostener el gasto desenfrenado tendrá un límite, de allí que el verdadero costo del enamoramiento termine siendo el rompimiento de la relación. 

El costo de dejar de ser yo para complacer al otro

Otra característica del enamoramiento es que se crean nuevos hábitos para complacer al otro. ¡Otro error que cuesta!

Consiste en que se adoptan costumbres, muchas veces para afianzar la relación. Por citar un ejemplo, aquella persona que no practica deportes y le atrae un deportista, entonces, asume un rol con el que antes no se identificaba y ahora lo hace por efectos del enamoramiento; igual puede pasar con quienes deben aparentar ser intelectuales, religiosos u otros, cuando no lo son. Implica adoptar costumbres por el otro, incluso, en los horarios o hasta en la comida de su elección. “Es el costo de dejar de ser yo para querer empezar a ser la persona que la pareja idealiza. Tarde o temprano llegarán los problemas”, indicó la profesional. 

El costo de perder vida social 

 Es muy frecuente oír a personas decir que perdieron la libertad cuando iniciaron sus enamoramientos o después de vivir en el amor. Suelen quejarse con el argumento que estas relaciones absorbentes disminuyeron su espacio para compartir momentos con los amigos, con los familiares, incluso, aún para rendir en el trabajo. Otro costo que se debe asumir por la tranquilidad tanto propia como de su pareja. 

¿Por qué no lo notaron antes? Arenas Villamizar dice que el enamoramiento, al ser una etapa de atracción física, hace que casualmente suban los niveles de dopamina, lo que implica que la persona esté queriendo vivir algo mágico junto a su pareja y nunca sienta perdida su libertad. Esa descarga de dopamina es lo que algunos describen como mariposas en el estómago. Cuando la dopamina baja, aparece la verdadera identidad de  la pareja.  

Es muy sano no vivir con la familia de ninguno de los dos. Otro reto es establecer límites con la propia familia o con los amigos, y darse cuenta que al pasar a una relación más permanente, la prioridad pasa a ser la pareja. No percatarse a tiempo es la razón por la que en la actualidad éste es uno de los problemas que provoca divorcios. 

El costo de perder sus costumbres o su autonomía 

¿Por qué actualmente las personas ya no se quieren casar? Servir la mesa primero a los adultos y luego a los niños puede que no sea una costumbre compartida, como ir a la iglesia los domingos, o dormir hasta tarde los fines de semana. Por eso, quien tiene la carga de aceptar costumbres del otro suele creer que perdió la autonomía de su vida.  

Los retos más importantes que se dan en esa primera etapa de las relaciones de pareja es la formación de identidad que consiste en establecer qué patrones, costumbres o culturas quiero aceptar, cuáles no quiero  repetir de mi familia o de la familia de mi pareja y cuáles son realmente funcionales para crear esa nueva familia.

Uno de los retos para poder superar el enamoramiento y saber que se va a conformar una pareja sólida es el establecimiento de una identidad como pareja y aquí viene el costo de la palabra casados: ‘casa de dos’; este es un proceso de conciencia donde la pareja debe evaluar qué patrones familiares quieren continuar y cuáles definitivamente no están dispuestos a seguir.  

 Como conclusión, lo importante es invertir en el amor, porque así no hay pérdidas. Hay que asumir unos costos, no hay que fingir ser otro ni asumir gastos innecesarios. Por el contrario hay que invertir en una aceptación de la persona tal cual es y, si el amor es mutuo, los costos sociales y económicos serán concertados y compartidos. 

 

* Material producido para la alianza Unisimón - diario La Opinión. 

 

 

Política de privacidad de datos personales ir-26

Sede Barranquilla

SEDE PRINCIPAL

Carrera 59 No. 59-65
PBX +57 (5) 344 4333.
Fax : +57 (5) 3682892

SEDE POSGRADOS

Carrera 54 No. 64-222
PBX +57 (5) 344 3116.
Fax : +57 (5) 3493040

Programas Extendidos en Cúcuta

Av 3 No. 13-34 La Playa
P.B.X: +57 (7) 582 7070

Barranquilla

SEDE PRINCIPAL

Carrera 59 No. 59-65
PBX +57 (5) 344 4333.
Fax : +57 (5) 3682892

Programas Extendidos
en Cúcuta

Av 3 No. 13-34 La Playa
P.B.X: +57 (7) 582 7070
unisimon logo
Universidad Simón Bolivar. Todos los derechos reservados©|Departamento Sistemas de Información|Diseñado por MID Soluciones Web